8.6.10

Jacques Roubaud



YO QUERÍA DESVIAR SU MIRADA PARA SIEMPRE

(fragmento)


Yo quería desviar su mirada para siempre. quería ser el único en el mundo que no hubiera visto nada. esa mano podría no haber estado ahí, después de todo, pero tampoco yo, y junto a mí el mundo podría haber desaparecido. un regalo. la imagen de tu muerte.


Ella había amado la vida apasionadamente de lejos. sin la impresión de estar o ser parte. Infeliz, ella fotografiaba jardines tranquilos y la felicidad familiar. éxtasis de paraísos, ella fotografiaba la muerte y su recuerdo.


Por una vez, adecuación de la muerte misma con la muerte imaginada, la muerte vivida, la muerte misma misma, idéntica a ella misma.


Evidentemente no era un regalo común. entregarme, a las cinco de la mañana, un viernes, la imagen de tu muerte.


No una fotografía.


La muerte misma misma. idéntica a ella misma.




Quelque Chose Noir (1986)
versión patricio grinberg


1 comentario:

VIRGI dijo...

"La muerte era un conjuro una vez, no sé si cuando sonaban los trenes
eléctricos sobre los rieles y había lazos de novia en un jardín...
y nunca más pude escribir así