9.5.15

Ben Lerner

Elegía Didáctica
(fragmento)




Tras la caída de las torres,
a muchos hombres y mujeres los llamaron héroes.
Los primeros hombres y mujeres que fueron llamados héroes estaban en las torres.
Llamarlos héroes, sin embargo, implica que estuvieran dispuestos a aceptar la muerte.
Pero entonces, ¿por qué algunos hombres y mujeres
saltaron de las torres cuando las torres se caían?
A un hombre lo filmaron aleteando con los brazos al caer.

Los socorristas que murieron intentando salvar a los hombres y mujeres atrapados en las torres
son, en efecto, héroes,
pero el sentido de sus muertes es susceptible de revaluación radical.
El héroe hace de morir una obra maestra,
e incluso si el héroe es una cantidad conocida
hay una lucha abierta acerca del sentido de su muerte. Según el presidente,
todo estadounidense que siga con su vida como si las torres no se hubieran caído
es un héroe. Con esto se combina lo negativo con lo contrafáctico.
La afirmación del presidente carece de sentido,
Salvo que ser estadounidense signifique aceptar la propia muerte,
lo cual es posible.


Elegías Doppler (2015)
versión ezequiel zaidenwerg 







2.2.15

Marilia García


ORDEN ALFABÉTICO
(fragmento)




la chica de belfast ordena a tus pies alfabéticamente

98 vueltas por el parque antes de caer en
círculos sobre el propio peso
              98 veces decía lo mismo
tú puedes o no pensar en algo
definitivo. parecía la chica de belfast con
su memoria doblada como un paracaídas
dentro del tejido electrizado.
              mientras hablaba bajaba la
escalera lateral recortando los ruidos
de la orquesta. la rueda de la bicicleta
girando en loop pulverizando los
reflejos en el aire y seis horas parada delante
de la rejilla, puedes o no pensar en algo,
sentada en el borde de la
habitación. mira de lejos cuando el coche
pasa, baja a la noche por las vías
cuando todo es una venganza
habla de puentes atravesando los túneles
de la ciudad y ordena a tus pies
alfabéticamente

¿a alguien?
a cada rato revuelvo
a lo que ella habría respondido, no.
a los chicos crecidos
a merced de lo imposible
¿a quién le vendiste tu tiempo?
...
abre la boca diosa
abría de par en par la puerta negra
abría las cortinas con pálpitos
abrigo negro sin cortes
absolutely blind

puedes o no pensar que era su voz en mountain hill
a una velocidad de 1km/h o mil. antes
de volver a irlanda ya había comenzado a perder. entiende
que sólo después del blindex deshecho contra la
cabeza, sólo en pocos segundos hasta que la cabeza
contra el blindex pero era apenas parte
del trayecto, no tenía cómo calcular las noches o líneas
por las que pasaría

              “como extraer el audio de una imagen
congelada” era la etiqueta que pegaba en las paredes
para intentar descubrir cómo llegar con precisión
y al fondo la voz por la rendija
ordenando este libro:

ahora basta
ahora estamos en movimiento.
ahora no soy más
ahora poco sentimental
ahora soy profesional
ahora te toca a ti
al anochecer sobre la ciudad
al mare
al oír tu voz en el teléfono
alerta no soy la misma

o vértigo de las alturas. podías despertar treinta años
después con la imagen aún más viva
cuando la habitación está a ciegas

arriba sin medir las consecuencias
atravesando el gran puente
atraviesa el puente
aunque quieras me recortas
aunque un poco tonta
autobiografía. no, biografía
aviso que voy volviéndome avión
azul dejo las llaves tiradas en el





ERROR GEOGRÁFICO (2015)
versión aníbal cristobo







1.11.14

Alejandro Cartagena















Samuel Beckett


Worstward Ho
fragmento



En. Decir en. Ser dicho en. De alguna manera en. De ninguna manera en. Ser dicho de ninguna manera en.

Decir para ser dicho. Desdecir. Desde ahora decir para desdecir.

Decir un cuerpo. Donde ninguno. Sin importar. Donde ninguno. Eso al menos. Un lugar. Donde ninguno. Para el cuerpo. Para estar en. Entrar en . Salir de. Volver a. No. No salir. No volver. Sólo en. Seguir en. Con en. Todavía.

Todo lo viejo. Nunca nada más. Intentar siempre. Fallar siempre. Sin preocuparse. Intentar de nuevo. Fallar de nuevo. Fallar mejor.



Worstward Ho (1984)

versión patricio grinberg



Alejandro Cartagena












13.10.14

Ben Lerner



La oscuridad recoge nuestros vacíos, vacía nuestros ceniceros.
Cuando dijiste que “podríamos seguir así toda la vida”, ¿era en un buen sentido?
En las fragantes vigas del techo, las polillas buscan polvo más fino.
Por favor, no vaciles en bajar las luces,

o en cortarlas. Un glifo ilustra el orden de magnitudes:
es portátil, angosto. Lo perdí de vista. Mierda. Pero su sombra. Que se proyecta
sobre el largo plazo. La oscuridad nos retoca.
Antes me preguntabas si iba a ingresar la información como se ingresa a un cuarto,

bueno, o el sol ha comenzado a quemar
sus manuscritos, o yo soy un idiota, un idiota
con mis once anillos semipreciosos. Hay nieve de verdad
en escena. Hay sangre de mentira en la nieve. ¿Podríamos seguir

así toda la vida, en un buen sentido? Un cerebro reducido a encaje
por la edad o por el rayo. El pollo está un poquito seco y/o me arruinaste la vida.



The Lichtenberg Figures (2004) 
versión ezequiel zaindenwerg



Ben Lerner



Tengo que manejar muchos kilómetros para decir este remate.
Tengo que manejar muchos kilómetros a la usanza moderna,

que es suicida, debajo de este cielo que exige correcciones. Esta noche
Orlando Duran se sacó de quicio. Se puso a untar todos los picaportes,
cerraduras y espejos de su departamento con gel espermicida.

Expulsar de repente aire de los pulmones

no es una vida hermosa a la usanza moderna. Más bien,
hay que aprender a manejar, a manejar
en el sentido más amplio de la palabra, en un sentido en el que quepan
cómodos otros cuatro sentidos. Esta noche, Orlando

Duran se pronunció a la usanza moderna,
se pronunció como un remate. ¿A esto se refería cuando dijo

“libertad negativa”,
o “el ruido del aplauso con una mano sola es un latido”?



The Lichtenberg Figures (2004)versión ezequiel zaindenwerg